Aprende más

Células tumorales Hay más de 3,7 millones de publicaciones científicas sobre el cáncer. Es un campo diverso con estudios sobre el desarrollo de drogas, metástasis, malignidad, evolución de tumores, genética del cáncer, respuesta inmune, etc. Todos aspectos importantes de una enfermedad que aumenta cada año. Pero, ¿qué es una célula tumoral? Las células tumorales son células originadas en un tejido/órgano normal, que se reprograman a través de la acumulación progresiva de mutaciones en sus genomas. Estas células ya no responden a muchas de las señales que controlan el crecimiento y la muerte de las células, y se alejan de la normalidad. Estas mutaciones dan a las células tumorales algunas «ventajas» en la competencia por los recursos (oxígeno, nutrientes, espacio, etc.). La sumatoria de estas propiedades competitivas determinará la progresión del tumor.  Es importante señalar que no existe una única causa para el cáncer, es una enfermedad multifactorial. Los factores implicados pueden ser hereditarios, algunos trastornos genéticos, epigenéticos (modificaciones genéticas que no afectan a la secuencia genética propiamente dicha), ambientales, el estilo de vida, la exposición a determinados virus, etc. Pero independientemente de la causa, durante este proceso de transformación, casi todas las células cancerosas han alterado sus: Genes promotores del crecimiento: controlan el crecimiento normal de las células. Genes supresores de tumores: suprimen la proliferación celular o las señales necesarias para la muerte celular.  Genes reparadores del ADN: ayudan a reconocer errores cuando el ADN se copia para hacer una nueva célula. Si estos genes no funcionan correctamente, la tasa de mutación aumenta. Además, los tumores contienen poblaciones celulares heterogéneas con características biológicas diversas. El reto es entender esta heterogeneidad y ser capaz de adaptar el diagnóstico y los tratamientos en función de esta variabilidad. Ref: https://stanfordhealthcare.org/medical-conditions/cancer/cancer/cancer-causes.html www.nature.com/scitable/topicpage/cell-division-and-cancer-14046590


El cáncer por números

El cáncer es una enfermedad devastadora y de alta incidencia con importantes consecuencias clínicas, sociales y económicas. El riesgo de desarrollar cáncer en una población de 0 a 74 años es del 20,2% (22,4% para los hombres y 18,2% para las mujeres) con un riesgo de muerte del 10,6% (12,7% en los hombres y 8,7% en las mujeres). 

Solo en el 2018, se diagnosticaron 18 millones de nuevos casos. Actualmente, los cánceres de pulmón (2,09 millones de casos), mama (2,09 millones de casos) y próstata (1,28 millones de casos) son los más comunes. 

En cuanto a la mortalidad, el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo (8,97 millones de muertes en 2016), superada únicamente por la cardiopatía isquémica. Sin embargo, se estima que el cáncer se convertirá en la principal causa de muerte en el 2060 (~18,63 millones de muertes). 

Cuando se analiza por género, el cáncer de pulmón – para los hombres – y el cáncer de mama – para las mujeres – son los que tienen la mayor mortalidad. En contraste, los cánceres de próstata y tiroides son los de mejor pronóstico, con una supervivencia de 5 años ~100%. 

El cáncer de mama es el cáncer más común (13%) para las mujeres entre 15 y 49 años. Entre ellos, uno particularmente agresivo es el Cáncer de Mama Triple Negativo (TNBC), que representa entre el 10 al 20% de los casos. Este subtipo de cáncer se caracteriza por una edad de aparición más temprana, un alto riesgo de recurrencia después de la cirugía, un mayor riesgo de metástasis visceral, con limitadas opciones de tratamiento y, en consecuencia, un mal pronóstico. El mal pronóstico en el TNBC se explica por las tasas de recurrencia temprana de 10 a 15% por año durante los primeros años después de la cirugía inicial, en comparación con el 3 a 5% por año en el cáncer de mama positivo para el receptor de estrógeno y progesterona. Para un paciente con cáncer distal (metástasis) el pronóstico es de alrededor del 11% de la tasa de supervivencia relativa a 5 años. Pero el pronóstico podría mejorar con nuevas terapias.

En los últimos años, la supervivencia general de los TNBC avanzados no ha mejorado significativamente, y la supervivencia de los pacientes es significativamente más corta que la de otros subtipos de cáncer de mama. Durante la progresión del cáncer, las células tumorales crean un microambiente en el que se evitan los puntos de control de las células malignas y se suprime la respuesta inmunológica, lo que permite la progresión del tumor. Sin embargo, algunos ensayos clínicos basados en inmunoterapias -donde el propio sistema inmune se refuerza para reconocer y combatir las células tumorales-, han tenido algunos resultados alentadores, trayendo esperanza a estos pacientes.

En este escenario, es esencial identificar nuevas estrategias y objetivos terapéuticos específicos para estos tipos de cáncer.

Ref 

doi.org/10.2991/jegh.k.191008.001

doi.org/10.1016/j.semcancer.2020.02.010

doi.org/10.1186/s13058-019-1210-4

doi: 10.1158/1078-0432.CCR-16-3001

www.cancer.org/cancer/breast-cancer/understanding-a-breast-cancer-diagnosis/types-of-breast-cancer/triple-negative.html